Contraindicaciones de 11 plantas medicinales

0
289
La raíz del ginseng tiene una variedad de usos, pero ojo con su abuso

Las plantas pueden curar, ayudar a prevenir un mal o calmar un dolor e inflamación, pero también tienen sus contraindicaciones y riesgos…

Las hierbas medicinales presentan muy variadas propiedades y bondades para la salud. Pero esto no significa que las plantas sean inofensivas.

Su uso desinformado, así como su abuso, pueden ocasionar diferentes e impensados efectos adversos.

Por ello, resulta vital el respeto hacia ellas, hablar con los que saben, informarse en un lugar y otro, probar, tener cuidado.

¿Qué son las contraindicaciones de las plantas medicinales?

Las contraindicaciones son situaciones que indican el peligro e imprudencia de utilizar un medicamento, tratamiento o procedimiento médico.

La raíz del ginseng tiene una variedad de usos, pero ojo con las interacciones con ciertos medicamentos

En el caso del mundo vegetal, una contraindicación podría ser, por ejemplo, la alerta por el consumo de una planta si se toma tal fármaco o si se sufre determinados trastornos de salud.

Se trata de una indicación de aquellas cosas que es conveniente no hacer debido a sus peligros. Una contraindicación es una advertencia, que debe tenerse en cuenta.

Así como muchas plantas contienen propiedades curativas e incluso avaladas por la ciencia, también es cierto que pueden tener ciertos compuestos tóxicos para el organismo.

Por ejemplo, la cola de caballo se usa como planta medicinal para una diversidad de males, pero presenta sus propias contraindicaciones.

Contraindicaciones de la cola de caballo

  • No consumirla frecuentemente ni de modo prolongado.
  • No deben ingerirla las mujeres embarazadas, ni cuando están en el período de lactancia, tal como se recomienda en la mayoría de los casos.
  • Tampoco se sugiere su uso en personas con hipertensión, gastritis, insuficiencia cardíaca o renal, problemas de alcoholismo, diabetes, etc-
  • No consumir cola de caballo quienes hayan ingerido aspirinas, laxantes, antiinflamatorios, diuréticos, comidas muy picantes, etc.

Contraindicaciones de otras 7 plantas medicinales

Hernán Rodríguez Navas, experto en hierbas medicinales y autor de ‘La utilidad de las plantas medicinales en Costa Rica’, aconseja tener cuidado con las siguientes especies del reino natural, tan usadas por todos:

Aloe vera

«Siempre se ha hablado de sus bondades, que efectivamente las tiene. Si se abusa de ella, puede producir cirrosis hepática”, alertó Rodríguez.

También puede ocasionar inflamación en el hígado y su sobredosis provocar calambres intestinales, que podrían avanzar en úlceras o daño a los riñones.

“No debe usarse durante el embarazo, cuando se consumen esteroides, pastillas para el corazón o diuréticos (que producen más orina)”.

Ajo

El especialista en hierbas medicinales advierte la cautela especial que deben tener los diabéticos diagnosticados:

«Si la persona está en una terapia anticoagulante no debe tomarlo porque interfiere con ésta. Aumenta el riesgo de sangrado, puede interferir en los efectos del paracetamol (similar a la acetaminofén), baja la concentración de sangre y puede bajar mucho el azúcar cuando se combina con clorpropamida (medicamento para la diabetes)».

Jengibre

Es uno de los aliados naturales en casos de males respiratorios y digestivos, además de ser una preciada especia en las cocinas de casi todo el mundo. Sin embargo, su uso en exceso puede generar ardor de estómago.

No deben tomarlo las personas que hagan tratamientos con anticoagulantes o terapia antiplaquetaria, ya que puede elevar el riesgo de sangrado.

Cúrcuma

Raíz usada para hacer curry, la cúrcuma se utiliza medicinalmente para combatir los hongos y bacterias, así como otras enfermedades graves. Pero ojo, porque su abuso puede originar sangrados. No tomar durante el embarazo.

Ginseng

Una hierba muy estimada a nivel terapéutico, pero que no está libre de contraindicaciones. De acuerdo con el experto tico, el ginseng puede dar dolores de cabeza, insomnio, ansiedad, ataques de asma, aumento de la presión arterial, diarrea, entre otros efectos secundarios.

Preferentemente, no consumir combinada con alimentos con vitamina C ni con cafeína.

Nuez moscada

En elevadas dosis, la nuez moscada es peligrosa. Puede producir dolor de cabeza, alucinaciones, náuseas, visión borrosa seguida de entumecimiento, etc.

Clavo

En exceso el clavo también aumenta el riesgo de sangrado.

Contraindicaciones de otras hierbas medicinales

Un reciente trabajo de investigadores de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad sudafricana de Tygerber concluyó que el ginkgo, el hipérico o hierba de San Juan, el gingseng y el té verde eran las plantas con mayor riesgo de provocar efectos adversos.

El estudio se propuso evaluar una serie de resultados negativos asociados a la medicación, ocasionados por plantas medicinales en pacientes que las tomaban como tratamiento complementario de los medicamentos prescritos.

Josep Allué, investigador del Departamento de Fisiología Vegetal de la Universidad Autónoma de Barcelona y vocal de Plantas Medicinales y Homeopatía del COF, alerta:

Los riesgos de mezclar algunas plantas,como el ginkgo o el hipérico, con anticoagulantes son conocidos. Son plantas que se están utilizando mucho, sobre todo en extractos concentrados, por lo que el riesgo de interacción es real”.

Respecto al té verde, el investigador español señala que se refiere a los “extractos concentrados, no de la infusión. La crítica que solemos hacer cuando valoramos estos estudios es que mezclan todos los productos”.

Además, la interacción entre medicamentos contra el cáncer y plantas medicinales también puede provocar efectos indeseados:

“Se trata de medicamentos que alteran todo el metabolismo, por lo que hay que ser cauteloso con el uso de hierbas como el hipérico”.

Fuentes consultadas:

LaTeja – Hernán Rodríguez
‘Los efectos adversos de las plantas medicinales, todavía infravalorados’ – CorreoFarmacéutico

Otras cautelas elementales…

Para beneficiarse de los principios activos de las plantas, es decir de su droga vegetal y atributos medicinales, DrYuyo sugiere tener las siguientes cautelas y hacerse algunas de estas preguntas:

  • ¿Qué especie se va a utilizar?
  • ¿Sé reconocerla? 
  • ¿Cómo y dónde la voy a conseguir? ¿La plantaré en el jardín? ¿La compro?
  • ¿Tiene las mismas propiedades una menta o aloe de acá, que si crecen en tierras de Europa o Asia?
  • ¿Qué propiedades se le atribuyen? ¿Según quién? ¿Qué fuentes populares o científicas lo respaldan?
  • ¿Qué partes de la planta usar? ¿La hoja? ¿Las flores? ¿La raíz? ¿El tallo? ¿El fruto? ¿La corteza?
  • ¿Qué dosis consumir?
  • ¿Bajó qué tipo de preparación? ¿Infusión, decocción, tintura, compresa, …?
  • ¿Cómo interactúa la planta con ciertos fármacos?
  • ¿Cuáles son sus contraindicaciones y posibles efectos adversos?
  • No abusar de su consumo.
  • Consultar con el médico o fitoterapeuta.
  • No errarle en la identificación de una hierba por resultar parecidas a la vista.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.