Alcachofa: Propiedades y usos medicinales de sus hojas

0
440

La alcachofa es una hortaliza, más concretamente una inflorescencia inmadura de particular forma, color verde clarito con tonos morados. Una verdura de amplio consumo, cuyas hojas se han usado para calmar males hepáticos y digestivos, bajar el colesterol, como preventivo de la arterioesclerosis o incluso por sus beneficios para adelgazar…

¿Qué es la alcachofa?

Nombre científico: Cynara scolymus L

Es una hierba originaria del sur de Europa mediterránea y norte de África, cuyo cultivo en tierras europeas data desde la antigua Grecia y Roma.

Nombres populares

  • alcachofa
  • alcaucil
  • artichoke (en inglés)

Alimento habitual en casas de todo el mundo, la planta posee hojas verde claro y flores de color violáceo.

Su fruto es un aquenio, conocido coloquialmente como la «semilla», una cabecita plumosa (vilano / papus), tal como las que lleva el diente de león o la yerba carnicera.

Aquenio del alcaucil

No confundir con el cardo mariano (Silybum marianum), otra especie vegetal diferente, a la que también se le atribuyen propiedades para combatir males relacionados al hígado.

La alcachofa comestible, la llamada «cabezuela floral», es suculenta, con un gusto algo amargo y un dejo dulce. En rigor, esta hortaliza consiste en una inflorescencia inmadura; es decir, no una flor, sino un grupo de flores jóvenes.

La inflorescencia ya madura

Está recubierta de brácteas duras, ¿similares a las escamas de un dinosaurio? Parecería. O al menos podría servir para hacer un buen disfraz de este ser prehistórico, de monstruos o hasta para hacer la coraza de un robot.

Pero donde se concentran los principios activos del alcaucil, responsables de sus principales propiedades y virtudes curativas, es en sus hojas y tallos.

Esas partes de la planta contienen flavonoides, cinarina, ácidos orgánicos, esteroles, entre otros compuestos, que conceden los beneficios de la alcachofa.

Propiedades y usos de la alcachofa

Su empleo medicinal más popular y extendido es para males de la función hepática. Pero además, las hojas de alcaucil se han empleado para aliviar las náuseas, hinchazón y otros problemas asociados a la digestión

Desde tiempos de los romanos, la hoja de alcachofa se ha usado por sus propiedades diuréticas (que favorece la eliminación del exceso de agua por medio de la orina), coleréticas (que estimula la producción de la bilis), hepatoprotectoras y reductoras del colesterol.

Algunos doctores de la medicina pediátrica alemana han indicado las hojas de alcaucil para el tratamiento de trastornos del apetito.

Hacia fines de la década del 90′, un artículo publicado en la revista científica Phytomedicine demostró prometedores efectos de las hojas de esta hierba en trastornos digestivos, reportando una reducción de síntomas como el dolor abdominal, las náuseas o la flatulencia.

Titulado ‘Extracto de hoja de alcachofa: hallazgos recientes que reflejan los efectos sobre el metabolismo de los lípidos, el hígado y el tracto gastrointestinal’, la revisión concluye:

«Debido a sus mecanismos específicos de acción, se puede esperar el uso futuro del extracto de hoja de alcachofa para la prevención de la arteriosclerosis».

La farmacopea africana ha informado sobre sus propiedades diuréticas y antiateroscleróticas, además de indicar su uso para el tratamiento de la disfunción hepática.

Inflorescencia joven/inmadura de alcachofa

Por su parte, la British Herbal Pharmacopoeia también ha destacado la acción hepática de la alcachofa.

Sus hojas, a su vez, han mostrado actividad reductora del colesterol y de lípidos, según estudios realizados en ratas y humanos a fines del 70′.

La Comisión E alemana aprobó el uso de la hoja de alcachofa para el tratamiento de problemas dispépticos, un síndrome caracterizado por una alteración funcional del aparato digestivo.

Contraindicaciones y advertencias

  • Hipersensibilidad o alergias a las alcachofas y especies relacionadas (Asteraceae o Compositae), así como obstrucción de los conductos biliares.
  • En caso de cálculos biliares, sólo usar luego de consultar a un médico.

Beneficios de la alcachofa según la fitoterapia

La fitoterapia española señala, entre otras, las siguientes bondades de esta hortaliza:

Males hepáticos

Favorece la función del hígado, ayudando en su protección y depuración. Aumenta la secreción de bilis y actúa como desintoxicante del hígado.

Como depurativa y diurética

Estimula la producción de orina, colaborando así a eliminar sustancias tóxicas – como la urea-, por lo que puede servir en caso de retención de líquidos.

Potencial contra la arterioesclerosis

Contribuye a bajar el colesterol, facilitando su eliminación junto con la bilis. Por ello, también puede resultar benéfica como un preventivo de la arterioesclerosis.

En dietas para adelgazar

La alcachofa puede colaborar en dietas de control de peso, gracias a su reducido aporte calórico. Es un buen alimento para incluir en dietas de adelgazamiento, también por sus propiedades diuréticas, depurativas y laxantes suaves.

Males digestivos

Alivia las digestiones pesadas y el estreñimiento.


Luego de hervir y quitar las hojas externas duras, se llega hasta el corazón del alcaucil, el cogollo comestible, recomendable de comer con aceite de oliva y sal.

Dosis diaria

Si no se indica lo contrario, la dosis recomendada por la Comisión E alemana es:

  • 6 g por día de hojas secas cortadas (2 gramos de hojas, 3 veces al día)

Fuentes consultadas:


.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.