Espino blanco, la planta medicinal para el corazón

0
507

El espino blanco es una hierba con atractivas florcitas blancas, considerada por muchos herbolarios como un tónico del corazón, que puede ayudar a fortalecerlo, además de mejorar la circulación, bajar la presión sanguínea o tratar males coronarios leves…

¿Cómo distinguir el espino blanco?

Nombre científico: Crataegus laevigata

Se trata de un árbol originario de Europa y norte de África, aunque está presente en varios países de América, que llega a una altura de 12 metros aprox.

Las hojas son color verde oscuro en el anverso y verde-azulado en el reverso, con bordes aserrados. Las ramas se caracterizan por tener unas espinas afiladas.

Cuando florece en verano, la planta exhibe unas flores blancas pequeñas y muy lindas pero de olor feo, que luego se convierten en frutos rojos y dulces.

Frutos del espino blanco

Propiedades del espino blanco: ¿Para qué sirve?

Males coronarios

Cabe la advertencia de que no es un remedio natural que cure todas las afecciones circulatorias y cardíacas.

Pero puede colaborar en la salud cardiovascular, mostrando eficacia especialmente en las primeras etapas de la enfermedad coronaria.

El espino blanco actúa sobre el corazón, ayudando a bajar su ritmo o aumentar su bombeo.

Ya se utilizaba en la medicina china y también en Europa desde la Edad Media. A partir del siglo XIX, el té preparado con las hojas, flores y frutos volvió a emplearse para diferentes males cardíacos.

Gracias a sus variados prinicipios activos, los compuestos químicos contenidos en este tipo de espino favorecen la circulación de venas coronarias, ajustan las arritmias menores y dan fuerza al corazón.

Favorece la circulación

El espino puede contribuir en la salud de las arterias, así como en la prevención y tratamiento de problemas circulatorios, como la arterioesclerosis, la mala circulación periférica, la mala circulación en manos y pies, etc.

Mejora la circulación en general y se indica su uso en trastornos cardíacos menores.

También para prevenir y tratar la insuficiencia leve del miocardio, originada por el debilitamiento del músculo del corazón, la disminución de la circulación en venas coronarias, etc.

Los síntomas de esta afección incluyen la fatiga, falta de aire, latidos irregulares, aceleración del pulso, presión arterial alta, entre otros signos que pueden mitigarse si el cuerpo descansa.

Para la insuficiencia leve del miocardio se indica beber 2 tazas de té por día, o 25 gotas de tintura 3 veces al día.

El té de espino se usa, generalmente, para las primeras fases de disfunción cardíaca.

¿Para la presión alta y baja?

La herborista uruguaya Marion Aguilera apunta que el espino blanco actúa como un regulador, que «increíblemente sirve tanto para la presión alta como para presión baja«.

En su libro ‘Plantas Medicinales’, el fitoterapeuta británico Andrew Chevallier resalta que las flores, hojas y bayas contienen elevados niveles de procianidinas, compuesto con gran acción antioxidante, que ayuda en la circulación.

De acuerdo con el experto, antes las bayas se usaban para el tratamiento de la presión alta, pero «se ha demostrado que las hojas y copas en flor tienen la mayor concentración de procianidinas y ahora se utilizan para tratar la presión alta«.

Se considera que las hojas colaboran a normalizar la presión sanguínea, bajando el ritmo cardíaco en estados de hiperactividad, o también estimulándolo y aumentando la presión en estados hipoactivos.

¿Cómo hacer una infusión de espino blanco?

  • Recoger hojas y flores del jardín, en estado silvestre o comprar la hierba en una herboristería.
  • Colocar una taza de agua hirviendo sobre una cucharadita de flores y hojas de espino.
  • Tapar y dejar reposar durante 20 minutos.
  • Filtrar y beber.
  • Dado que la infusión tiene poco gusto, agregar otra hierba (como melisa) o endulzar con miel.

Tintura de espino blanco

Para usarlo como un tónico moderado o como remedio para calmar males cardíacos menores, es posible preparar una tintura.

  • Llenar una botella de boca ancha con un tercio de flores y hojas frescas.
  • Agregar licor transparente hasta el tope.
  • Guardar en un lugar cálido y soleado, durante unas 6 semanas.
  • Filtrar.

Este es un preparado casero de tintura para utilizar en gotas. En la homeopatía existe el llamado «Crataegus» para trastornos cardíacos.

El tratamiento, generalmente, es por 6 semanas para sentir su efecto terapéutico.

Precauciones

Jamás abandonar una medicación recetada para el corazón, sin consultar con su médico. Tampoco cambiar la dosis, salvo indicación del médico.

Cuando se esté bajo tratamiento de fármacos, hay que asesorarse con un médico o fitoterapeuta antes del consumo de esta u otras hierbas.

Fuentes consultadas:

  • ‘Plantas Medicinales’ – Andrew Chevallier
  • ‘Remedios caseros – De la A a la Z’ – Tanja Hirschsteiner

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.