Los higos y la diabetes – Un fruto dulzón con potencial antidiabético

0
114
los higos y la diabetes

¿Sirve el té de hojas de higo para la diabetes? ¿Qué nos dice la ciencia sobre la relación entre los higos y la diabetes?

¿Qué es el higo?

El higo, llamado anjeer en India y fig en inglés, es el fruto de Ficus carica, un pequeño árbol de origen asiático y gran presencia global, más conocido como higuera.

los higos y la diabetes

Hay cientos de especies de higos, algunos comestibles y otros no.

Dependiendo de la variedad, existen higos de color morado, negro, amarillo o verde. Su pulpa, generalmente de intenso color rojo o amarillo, se caracteriza por ser muy carnosa y tener un potente sabor dulzón.

Las personas con diabetes, ¿pueden comer higos?

Los pacientes con diabetes pueden comer higos, siempre y cuando lo hagan con moderación.

Si bien no es una fruta prohibida para los diabéticos, no excederse en las cantidades, porque ahí sí podría convertirse en un problema para la salud. No abusar de su consumo.

Ver: La sandía y la diabetes – ¿Puede un diabético comer sandía?

¿El higo es bueno para la diabetes?

Existen una serie de estudios científicos, realizados en su mayoría en animales de laboratorio y algunos de ellos en pacientes diabéticos, que resaltan el potencial de los higos contra la diabetes.

¿Los higos tienen azúcar?

Sí, tal como otras frutas del reino vegetal, los higos contienen azúcares naturales.

De hecho, en comparación con otras frutas, los higos presentan un alto contenido de azúcar.

Pero también contiene mucha fibra, un compuesto fundamental para los diabéticos, que puede ayudar a retardar la absorción de azúcar y mejorar los niveles de azúcar en sangre.

De acuerdo con el Dr. Anju Sood, nutricionista de Bangalore, India, la cantidad de fibra contenida en los higos «garantiza que no todo el azúcar se libere inmediatamente en el sistema«.

Eso sí, «para un diabético, es imperativo practicar la moderación«, remarca Sood.

Su notable contenido de fibra también ayuda mucho a nivel digestivo, especialmente para quienes tienen problemas con sus deposiciones.

Ver: ¿Nísperos para diabéticos?

¿Sirve tomar té de hojas de higo para la diabetes?

Distintas investigaciones publicadas en revistas científicas, así como también expertos en nutrición, han apuntado que la decocción de hojas de higo podría colaborar a bajar los niveles de azúcar en sangre y tener un efecto similar a la insulina.

El nutricionista Nat Hawes, autor del libro ‘Nature Cures’, dijo a Express.co.uk que las hojas de higuera podrían ayudar en el tratamiento de la diabetes, gracias a su capacidad para regular los niveles de azúcar en sangre.

«Las hojas de higuera tienen propiedades que pueden ayudar a la diabetes«, afirmó.

¿Cómo hacer un té de hojas de higo para la diabetes?

  1. Hervir 4 hojas de higo en un poco de agua mineral recién filtrada o embotellada.
  2. Beber como té.

Hawes recomienda el uso diario de este remedio natural «con el desayuno, a primera hora de la mañana», pero advierte que los diabéticos que usan este extracto necesitan «menos insulina».

El sitio web de Erbe di Mauro, negocio familiar agrícola de Italia, sugiere preparar una decocción en vez de una infusión de hojas de higuera, debido a la textura similar al cuero que presentan sus hojas, aconsejando prepararla del siguiente modo y en estas cantidades:

  1. Agregar 1 cucharadita de hojas de higuera secas y picadas en trozos grandes (2-3 g) en una cacerola con 1 taza de agua. Si prefieres un té de hojas de higos de 1 litro, necesitarás un litro de agua y 4 cucharaditas de hojas secas. En caso de usar hojas frescas, se necesita el doble de cantidad de hojas en comparación a si se usan hojas secas.
  2. Una vez que el agua esté hirviendo, cocinar a fuego lento durante 10-15 minutos.
  3. Apagar el fuego, filtrar la bebida y tomar tibia de 1 a 2 tazas diarias.

Estudios sobre los higos y la diabetes

A continuación, un repaso mínimo y rápido por algunas investigaciones sobre los higos y la diabetes, publicadas en las últimas décadas:

1998

Un estudio publicado en la revista Diabetes Research and Clinical Practice reporta que la inclusión de hojas de higuera en la dieta de pacientes con diabetes mellitus insulinodependientes ayudó a regular los niveles altos de azúcar en sangre después de una comida.

Los investigadores demostraron que el uso de un extracto líquido de hojas de higo en el desayuno redujo considerablemente la glucosa en sangre (la cual suele ser elevada tras una comida), con lo cual se necesitó menos dosis de insulina (un 12% menos).

Dicha investigación realizada en pacientes con diabetes 1 demostró la eficacia del extracto para disminuir los niveles de glucemia posprandial.

2000

Un trabajo publicado en la revista médica Pharmaceutical Biology concluye que el extracto de Ficus carica «mostró un claro efecto hipoglucemiante en ratas» con diabetes tipo 2, así como «un efecto periférico similar a la insulina aún no definido».

2003

La posible relación fructífera entre los higos y la diabetes también se recoge en un trabajo de la Universidad de Extremadura publicado en Acta Diabetologica, donde se «confirma que el estado antioxidante se ve afectado en el síndrome de diabetes y que los extractos de Ficus carica tienden a normalizarlo».

2017

Otro estudio publicado en Pharmaceutical Biology, llevado a cabo en animales de laboratorio con diabetes tipo 2, apunta que las hojas de higuera presentan un efecto hipoglucemiante (es decir, reducen el azúcar en sangre), además de poder disminuir grasas en sangre como el colesterol y los triglicéridos.

Los investigadores sugieren que la decocción de hojas de higuera puede tener una acción parecida a la de la insulina.

2018

Entre otros estudios sobre los higos y la diabetes, cabe mencionar una investigación de origen español disponible en el sitio web de American Diabetes Association.

El trabajo informa que el uso de pequeñas cantidades de ABA (ácido abscísico, fitohormona presente en los higos y otras frutas y vegetales) de ABAlife® (extracto estandarizado de Ficus carica) podrían servir «para reducir las respuestas de glucosa e insulina posprandiales«.

Además, se remarca el potencial de ABA para controlar los trastornos del metabolismo de la glucosa, si bien alertan de la necesidad de mayores ensayos clínicos para comprobar su acción.

Una revisión publicada ese mismo año en Journal of Ethnopharmacology repasa y sintetiza el potencial antidiabético atribuido al género Ficus.

El trabajo proporciona una base científica para realizar más estudios orientados al «desarrollo de medicamentos antidiabéticos efectivos a partir de fuentes vegetales, especialmente especies de Ficus».

Sin embargo, para desarrollar fármacos antidiabéticos eficaces a partir de especies de Ficus, los científicos destacan la necesidad de llevar adelante más estudios clínicos y profundizar en torno a los mecanismos de acción antidiabética de sus extractos y compuestos activos.

Con-sumo cuidado…

Los higos contienen azúcar, por lo que deben consumirse con moderación, siendo muy importante consultar previamente con tu médico. Además, NO interrumpas los controles regulares de tus niveles en sangre.

Los estudios antes señalados sugieren que la decocción de hojas de higuera podría colaborar a moderar la glucosa en sangre, lo cual podría conducir a tener que reducir la cantidad de insulina que necesitan los pacientes con diabetes.

De ahí la importancia de que los pacientes diabéticos que usan insulina consulten al médico antes de acudir al té de hojas de higo para la diabetes, con el propósito de un eventual ajuste en las dosis.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.