Virtudes y propiedades de la cebolla

0
1156

Empleada por diferentes culturas del globo, la cebolla es una verdura y especia de sabor fortachón y delicioso, considerada a la vez un auténtico remedio natural desde muy viejos tiempos…

Nombre científico: Allium cepa

Los antiguos romanos ya usaban la cebolla como un afrodisíaco natural y los viejos obreros egipcios la consumían con frecuencia para aumentar el vigor y mantenerse saludables.

¿Cuáles son las principales propiedades de la cebolla?

La cebolla presenta propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, diuréticas, como expectorante y para el alivio de dolor.

Ya sea en estado crudo y fresco, o bien en diferentes preparados caseros, la cebolla puede servir para la presión alta, el colesterol elevado o el exceso de ácido úrico.

A su vez, para calmar malestares digestivos y aliviar la tos, bronquitis, resfrío, dolor de garganta y otras tantas afecciones.

Un preventivo natural para el sistema cardiovascular

Al igual que con el ajo, el consumo diario de cebolla reduce varios peligros, como ser la presión arterial alta, además de evitar los coágulos sanguíneos y colaborar en el ataque de los radicales libres.

Disminuye el riesgo de infartos, ataques cardíacos o enfermedades coronarias. Tambié ayuda a bajar los niveles del colesterol y la glucosa en sangre.

Para la hipertensión, así como para el colesterol alto o el exceso de ácido úrico, se sugiere el uso del cocimiento de cebolla.

¿Cómo hacer un cocimiento de cebolla?

  • Hervir media cebolla en 1 litro de agua durante 3 minutos.
  • Dejar reposar 5 minutos.
  • Colar y beber 1 taza 3 veces por día.
  • Se puede agregar sal o azúcar.

Males digestivos

La cebolla puede ayudar a calmar diferentes malestares digestivos y proteger la mucosa que cubre el estómago.

Además de mejorar la digestión y aliviar los gases abdominales, favorece el desarrollo de una flora intestinal saludable.

Estimula incluso el apetito, dado que promueve la secreción de jugos gástricos.

Comer media cebolla o 5 cucharaditas de jarabe de cebolla a lo largo del día.

Bronquitis, resfrío y asma

La cebolla contribuye en distintos trastornos respiratorios, tanto en la prevención de ataques de asma o en la bronquitis, aliviando además los síntomas del resfrío común.

Para reducir la congestión, se recomienda ingerir media cebolla o beber 5 cucharaditas de jarabe de cebolla por día.

Para calmar una congestión persistente, se sugiere la inhalación del vapor de cebolla caliente.

La inhalación se hace con cebollas cocidas. Dado que puede irritar las mucosas de la nariz, lo mejor es hacer inhalaciones breves y luego repetir en caso de ser necesario.

  • Cortar 1 cebolla mediana y agregarla a 1 litro de agua.
  • Cocinar en una cacerola por 2 minutos.
  • Dejar enfriar un poco.
  • Poner la cacerola sobre la mesa, inclinarse sobre el recipiente con una toalla de mano sobre la cabeza e inhalar durante 5 minutos.

Además de inhalaciones o de la ingesta fresca de cebolla, para la bronquitis y asma (y también para los gases abdominales o falta de apetito), se puede acudir al jarabe casero de cebolla.

¿Cómo hacer un jarabe de cebolla?

Es un buen remedio casero para niños, hecho con cebolla y miel, pero debe tenerse en cuenta que la miel no debe darse a niños menores de 1 año.

  • Picar 1 cebolla mediana y mezclarla con 3 cucharadas de miel.
  • Añadir media taza de agua y calentar en una marmita doble a baño de María.
  • Dejar reposar durante 3 horas o más.
  • Filtrar.
  • Tomar entre 5-10 cucharaditas durante el día.

Tos y dolor de garganta

También sirve como un remedio casero para el dolor de garganta o para combatir la tos, bebiendo leche caliente de cebolla.

La leche de cebolla se prepara del siguiente modo:

  • Cortar 1 cebolla pequeña en cubos.
  • Mezclar con 1 taza de leche en una cacerola.
  • Cocinar a fuego lento durante 5 minutos.
  • Sacar del fuego y deja reposar hasta que esté fría como para beber.
  • Filtrar y añadir una cucharadita de miel.
  • Si las vías respiratorias están congestionadas con demasiada mucocidad, sustituir la leche por agua.
  • Beber 1 vaso de leche de cebolla por día.

Otitis

Para la otitis se indica aplicar una venda con cebollas hervidas, 3 veces por día.

  • Cortar 2-3 cebollas en rodajas.
  • Envolverlas en una toalla del triple del tamaño de la zona afectada. Colocar la venda sobre un tamiz (cedaso) puesto por encima de un recipiente con agua hirviendo.
  • Dejar que el vapor caliente las cebollas.
  • Previo a la aplicación de la venda, triturarlas un poco dentro de la toalla.
  • Aplicar una venda tibia o fría sobre el oído afectado.

Para calmar la otitis, también sirve colocar rodajas de cebolla frías en una bolsa hecha con tela delgada y aplicar sobre la oreja afectada.

Picadura de insectos

Para bajar la hinchazón y picazón que genera la picadura de una abeja o avispa, colocar de modo inmediato una rodaja de cebolla sobre la zona picada.

Infección urinaria

Si tienes la necesidad constante de orinar o sientes dolores de vejiga, probablemente haya una infección urinaria, siendo necesario recurrir al médido.

Pero para aliviar el dolor y aprovechar las propiedades de la cebolla como antiinflamatoria, se pueden aplicar vendas tibias con cebolla sobre el abdomen 2 veces al día.

  • Se envuelve la cebolla en una toalla de lino o algodón.
  • Colocar la venda sobre la zona afectada.

Dosis diaria indicada de cebolla

Según Tania Hirschsteiner, para prevenir o tratar ciertos problemas de salud, se requiere el consumo de 55 g aprox. de cebolla cruda por día para «obtener beneficios óptimos».

Se puede incluir media cebolla a la dieta diaria, sola y picada, en salsas, ensaladas, con verduras, etc.

Fuente consultada:

  • ‘Remedios Caseros: Guía sobre medicina alternativa de uso doméstico y familia’ – Tanja Hirschsteiner

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.