Cuachalalate – ¿Qué es y para qué sirve?

0
289
Cuachalalate

Investigadores de México están estudiando el cuachalalate y el chuchupate, especies nativas del país azteca con amplia tradición como plantas medicinales, que podrían ayudar como protectores naturales del estómago y la mucosa gástrica. ¿Una alternativa a futuro del omeprazol?

¿Qué es el cuachalalate?

Nombre científico: Amphipterygium adstringens

El cuachalalate es un árbol originario de México, que crece principalmente en zonas selváticas y bosques, cuya corteza ha sido muy utilizada por la medicina tradicional mexicana para curar decenas de males. La planta pertenece a la familia de las julianáceas (Julianiaceae).

Foto:DanielFA8

Cuachalalate – Otros nombres

Entre otros nombres populares, según las áreas los mexicanos también llaman a la planta como:

  • Cuachalalá
  • Chalalate
  • Coachalalate
  • Palo de rosa
  • Volador
  • Maxiterán

¿Por qué se llama así?

Cuachalalate es la versión en castellano de «cuauchachalatli«, término de origen náhuatl que significa «árbol de la chachalaca» (un género de aves americano), según apunta Luis Cabrera en su ‘Diccionario de Aztequismos’ (1980).

Resultado de imagen para chachalaca
Chachalaca – Foto: Dominic Sherony

¿Para qué sirve el cuachalalate?

Tradicionalmente, el cuachalalate se ha usado para lavar heridas y fortalecer encías, así como para el tratamiento de males estomacales y gástricos. En la actualidad, científicos mexicanos están investigando la planta por su potencial terapéutico para proteger la mucosa gástrica y el estómago.

Resultado de imagen para cuachalalate
Una de las tantas hierbas medicinales utilizadas en México a nivel popular y también estudiadas a nivel científico

Entre otros usos adoptados por la medicina tradicional de México, se considera que podría ayudar en la curación de problemas gástricos, afecciones en la piel, infecciones intestinales o hasta para mejorar el funcionamiento del hígado.

A su vez, para enfermedades respiratorias como la tos, problemas renales y como analgésico para calmar varios tipos de dolor, como ser hernias, reuma, malestar de cabeza y punzadas.

También se ha señalado su posible utilización contra el cáncer de estómago.

Un estudio mexicano del Instituto de Química resalta las posibles propiedades antiinflamatorias del cuachalalate, gracias a determinados compuestos contenidos en la planta, que mostraron su eficacia contra casos de inflamación aguda en animales de laboratorio.

Por otra parte, se han estudiado las aplicaciones de la planta para la protección solar. Investigadores apuntan que la obtención de extractos estandarizados de cuachalalate puede servir para elaborar formulaciones orientadas a la prevención y tratamiento de lesiones cutáneas generadas por…

«… la sobreexposición a la radiación solar, así como para la protección del cabello y cuero cabelludo contra los efectos dañinos de las radiaciones ultravioleta del sol».

Ver: 18 plantas medicinales de México aprobadas para su uso legal

¿Qué parte se utiliza?

La corteza del árbol.

Plantas mexicanas protectoras del estómago

A fines del mes de febrero de 2020, se dio a conocer que una investigación mexicana de la UNAM está estudiando el uso de plantas medicinales locales como el cuachalalate y el chuchupate / chuchupaste, por sus posibles bondades para proteger la mucosa gástrica y cuidar el estómago.

Resultado de imagen para dolor de estomago

Un protector frente a comidas picantes y medicamentos

Para los expertos detrás del estudio, estas hierbas pueden formar una barrera no solo frente a alimentos irritantes como son los típicos picantes mexicanos, sino también ante varios fármacos dañinos, como lo son ciertos analgésicos, antinflamatorios y antibióticos, así como medicamentos contra el cáncer.

El estudio se encuentra a cargo de un equipo de investigadores de la Facultad de Química de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México), liderado por Andrés Navarrete Castro del Departamento de Farmacia.

Con palabras muy claras, el especialista explicó:

Los alimentos mexicanos son altamente condimentados, los cuales afectan a la mucosa gástrica… Si bien hay fármacos como el omeprazol y la ranitidina que se prescriben cuando se tiene malestares estomacales, no resuelven todo, pues estos dos tipos de fármacos aumentan el pH del estómago, lo cual disminuye la acidez, rompe la barrera protectora de la mucosa gástrica y de esta forma las bacterias pueden pasar y provocar infecciones”.

El experto remarcó que, a diferencia de algunos medicamentos de uso habitual, estas plantas no producen modificaciones en el pH del estómago y generan una barrera protectora que evita el daño del estómago e intestino, habilitando además la regeneración de la mucosa gástrica.

“Las plantas medicinales representan una opción viable para proteger a la mucosa gástrica del daño de los medicamentos o de los alimentos, pero sin alterar las propiedades de los fármacos, lo que sí puede suceder, por ejemplo, con el omeprazol”, agregó.

Tras la fase de investigación, la intención es comenzar a desarrollar formulaciones terapéuticas basadas en estas plantas, aunque Navarrete Castro adviertió que todavía faltan hacerse estudios clínicos, para lo cual se necesitaría concretar alianzas con entidades médicas.

¿Cómo se prepara el cuachalalate?

A continuación, se mencionan algunas preparaciones de la planta, basadas en información publicada por Herbal Safety, división de la Universidad de Texas en El Paso. Recuerda asesorarte con profesionales de la salud y especialistas en hierbas antes de consumir cualquier planta.

Resultado de imagen para cuachalalate con tepezcohuite pastillas
Foto: Story Medicine Asheville

Té de cuachalalate

Se hierven los trozos de la corteza del árbol en agua y se bebe como té.

En frío se usa a modo de enjuague bucal para endurecer las encías.

La decocción de la corteza por vía interna se ha usado para el tratamiento de males estomacales, úlceras gástricas y problemas hepáticos, infecciones renales, dolor de muelas y úlceras bucales.

Macerados

La corteza macerada en agua se toma para las úlceras gástricas.

La planta en uso externo

La corteza pulverizada se aplica a la piel para curar las heridas, mientras que la resina del árbol puede servir para tratar granos o abscesos.

Para la curación de heridas y golpes, se emplea aplicando directamente la infusión de corteza o maceración.

La decocción de la corteza también puede aplicarse en uso externo para el lavado contra problemas de la piel o como un complemento terapéutico para cicatrizar las heridas.

Precauciones

  • Más allá de su usos en la medicina tradicional mexicana y la realización de varios estudios, aún no se han llevado a cabo investigaciones clínicas en humanos.
  • A modo de precaución, consultar con su médico antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento con cuachalalate. La automedicación puede tener consecuencias en la salud.
  • NO usar cuachalalate durante el embarazo y la lactancia.

Ver: 6 viveros en Ciudad de México donde comprar plantas

Fuentes:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.