Beneficios del diente de león, yuyo también conocido como el «panadero»

3
3177

Los beneficios del diente de león, maleza comestible y yuyo de usos medicinales que crece en todos lados del globo, pueden apreciarse en infusiones, cocimientos o ensaladas. Un remedio natural para males digestivos y hepáticos, contra el estreñimiento o la hipertensión…

Hierba perenne del hemisferio norte y presente en variadas regiones de climas templados de todo el mundo, por lo general abunda en pastizales, campos, prados, jardínes o terrenos baldíos.

Taraxacum officinale es el nombre científico del diente de león, también conocido como achicoria amarga, meacamas, dandelion, amargón o «corona de fraile», lechuguilla en Chile o panadero en Uruguay. 

Se trata de una planta que crece de forma salvaje, nativa de Asia y Europa, aunque naturalizada en América del Norte, países sudamericanos como Argentina o Uruguay, así como en tierras  de otros continentes. 

Uno de esos yuyos que están en todos lados.

¿Cómo distinguir el diente de león?

Aparentemente, su nombre popular surgió en boca de un cirujano del siglo XV, que comparó la forma de las hojas con un diente de león, en referencia a sus bordes gruesos y dentados.

En sus hojas y raíces residen los beneficios del diente de león.

La forma y color amarillo de sus flores es tan atractivo como inconfundible, muy fácil de distinguir.

Su fruto es como una corona blanca de frágiles espinas o pelitos, que seguramente siendo niño alguna vez hayas soplado y visto volar.

Usos y beneficios del diente de león en la medicina popular

Su uso se remonta al siglo X, cuando ya era utilizado por los médicos árabes.

Los chinos la llamaban pu gong yi y la incorporan a su repertorio herbario en el siglo VII para tratar la bronquitis, resfríos, hepatitis y otras enfermedades.

Los aborígenes de América del Norte también lo utilizaban como remedio natural. Por ejemplo, el pueblo iroqués preparaba infusiones y decocciones de la raíz y la hierba para tratar afecciones renales, la hidropesía (acumulación anormal de líquido en cavidades o tejidos del cuerpo) y problemas dermatológicos.

Por su parte, el pueblo ojibwe de Wisconsin elaboraba una infusión de la raíz para calmar la acidez estomacal, en tanto los antiguos habitantes de la comunidad Bella Coola en la Columbia Británica, preparaba una decocción de las raíces como analgésico y para tratar el dolor de estómago.

Está aprobado por la Comisión E, guía terapéutica alemana de referencia sobre plantas medicinales – traducida al inglés por la American Botanical Council-.

La raíz y hierba del diente de león se usa en Alemania como un té medicinal para tratar trastornos biliares, problemas digestivos y gastrointestinales, favorecer la diuresis (secreción de orina) y para estimular el apetito.

El British Herbal Compendium resalta que el diente de león presenta un efecto colagogo (para la expulsión de la bilis) y como laxante leve, además de su acción como hepática, indicando su empleo para trastornos hepatobiliares, dispepsia, afecciones reumáticas o falta de apetito.

Las lactonas sesquiterpénicas -compuesto químico- que contiene su raíz son beneficiosas para el proceso de digestión y tienen un efecto purgante suave.

El uso a nivel interno de su raíz y hierba está aprobado por la Comisión E «para las alteraciones del flujo biliar, la estimulación de la diuresis, la pérdida de apetito y la dispepsia (trastorno digestivo tras las comidas)».

¿Para qué sirve el diente de león?

A modo de síntesis, los usos más populares del diente de león son:

  • Como alimento, gracias al alto contenido de hierro y vitaminas A y B en sus hojas.
  • Para la hipertensión
  • Como depurativo y para la retención de líquidos
  • Falta de apetito
  • Estreñimiento
  • Malestar del hígado y la vesícula
  • Reumatismo

Valor nutricional

Otro de los beneficios del diente de león es su gran valor nutritivo. Una hierba muy rica en vitaminas y minerales, fuente natural de vitamina A, C y D, potasio, fibra, calcio, hierro, magnesio, entre otros componentes que lo hacen valioso también como comida, siendo un ingrediente habitual de ensaladas.

Para preparar una ensalada, se sugiere sacarle la nervadura central, ya que es dura de masticar. Cortar sus hojas, añadir ajo picado, tomate y cebolla.

Te puede interesar:

¿Cómo preparar un jarabe de diente de león?

¿Diente de león – Cáncer? Ojo con las exageraciones y falsas esperanzas

Modo de administración del diente de león 

  • 3-4 g de raíz o hierba cortada o en polvo.
  • Decocción: Hervir 3-4 g de raíz o hierba en polvo o cortada en 150 ml de agua.
  • Hervir 1-2 cucharaditas y luego de 15 minutos colar, bebiendo 2 veces al día por la mañana y por la tarde.
  • Infusión: 1 cucharada de raíz cortada y hierba en 150 ml de agua.

También se usa el cocimiento/decocción de diente de león para el tratamiento del estreñimiento:

  • Hervir durante 3 minutos 2 cucharaditas de hierba (raíz) en 2 tazas de agua.
  • Dejar reposar unos minutos más.
  • Colar y beber 1 taza en ayunas.

Además, el cocimiento de león bajo el siguiente modo de preparación se utiliza en casos de hipertensión (presión arterial alta):

  • Hervir durante 5 minutos 2 cucharaditas de hierba (raíz) en 1 taza y media de agua.
  • Dejar en reposo unos minutos.
  • Colar y beber 1 taza, 2 veces por día.

Fuentes consultadas:

Herbal Medicine: Expanded Commission E – Dandelion root with herb – American Botanical Council

Tesis ‘Diente de León, Una Maleza Alternativa con Múltiples Beneficios para la Salud’

‘Sanarnos con Plantas’ – Ingrid Kossmann y Carlos A. Vicente

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.