Beneficios de la pera, fruta nutritiva y de suave dulzor

0
325

Debido a los diferentes beneficios de la pera para la salud, por su sabor dulce pero no dañino y gracias a su gran valor nutritivo, es de esas frutas que deberíamos comer mucho más, ya sea sola y con cáscara, así como en jugos…

¿Para qué sirve la pera en un pantallazo?

  • como regulador natural del sistema digestivo
  • para bajar de peso
  • contra la resaca
  • males respiratorios
  • diabetes
  • para el estreñimiento de niños
  • para reducir el peligro de trastornos cardiovasculares

Beneficios de la pera y usos medicinales

Esta fruta se ha usado desde hace miles de años como remedio natural, tanto en la medicina tradicional china como en las viejas prácticas ayurvédicas (medicina tradicional de la India).

Considerada un fruto dulce y refrescante, la pera se ha utilizado en Asia para mitigar problemas respiratorios como la bronquitis, asma, tos y exceso de flemas.

Pero a la vez, gracias a los compuestos y propiedades de esta fruta, los beneficios de la pera para la salud son variados, invitando a incluirla en prácticamente cualquier dieta.

¿Qué es la pera?

La pera pertenece al género Pyrus, un grupo de unas 30 especies, muy ligado al género Malus, que incluye a las manzanas. Las frutas Pyrus son nativas de Europa, Asia, Medio Oriente y África del Norte.


En América, los colonos plantaron el primer peral en 1620.

El peral, árbol donde nacen las peras, es uno de los frutales más longevos y puede llegar a vivir más de dos siglos.

Las peras que se cultivan en buena parte del mundo derivan de una o dos especies de peras silvestres muy extendidas en Europa y Asia occidental: la pera europea (P. communis), domesticada en Alemania, Francia y Bélgica, o la pera asiática (P. pyrifolia), cultivada originalmente en Japón, China o Corea.

En el caso de la pera asiática, posee menores requisitos, por lo que puede cultivarse en climas más cálidos.

No así los perales europeos, dado que muchos de ellos necesitan 900-1.000 horas de frío (exposición a temperaturas entre 32 ° F y 45 ° F) para florecer y dar frutos.

Pera europa
Pera asiática

Ambas especies tienen hojas verdes, flores pequeñas y blancas de cinco pétalos, con múltiples estambres sobresaliendo, generalmente en primavera.

Los líderes mundiales en producción de peras son China, Italia y los Estados Unidos (Washington, Oregón y California).

Compuestos de la pera, un alimento súper nutritivo

Las peras contienen muchos carbohidratos reguladores de la digestión, como ser fibra (insoluble) o fructosa y sorbitol (solubles).

Hasta poseen más contenido de pectina que las manzanas, una sustancia que puede actuar como una esponja del sistema digestivo, al absorber agua, eliminar desechos y toxinas.

Es una fuente rica en vitamina C y potasio, por lo cual quienes consumen peras tienen más posibilidades de obtener una dieta con más contenido de estos compuestos benéficos para regular diversas funciones:

  • potasio – es bueno para el sistema nervioso, la presióna arterial y los músculos sanos
  • vitamina C – regula el metabolismo, mejora la cicatrización de heridas o la reparación de tejidos.

Además, esta fruta se compone de ácidos fenólicos, como ser el ácido clorogénico, el ácido ferúlico y el ácido cítrico, algunas de las sustancias asociadas a los beneficios de la pera para el organismo.

Las pera con cáscaras de color amarillo verdoso y rojo son, por lo general, elevadas en arbutina y en ácido clorogénico.

El ácido clorogénico es un compuesto que colabora a regular la glucosa en el cuerpo y el metabolismo de las grasas, jugando un rol en el manejo de la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

El ácido ferúlico se considera un potente antioxidante con efecto antiinflamatorio, antidiabético, neuroprotector y hepatoprotector.

El consumo regular de peras, así como de otras frutas y verduras, puede disminuir el riesgo de una enfermedad cardiovascular y accidente cerebrovascular, aconsejándose 200 g por día de frutas y verduras.

Existen estudios no exclusivos de la pera, pero si del uso de manzanas y peras, que asocian ambas frutas a un menor riesgo de sufrir esos trastornos.

NO QUITES LA CÁSCARA DE LA PERA…

Al consumir la pera, no saques su cáscara, ya que puede disminuir su contenido de vitamina C y de ácido fenólico hasta en un 25 %.

De hecho, la cáscara de la pera contiene entre 6 y 20 veces más nutrientes antioxidantes que la carne. Comer la pera con cáscara, ya que concede el rango completo de sus nutrientes.

Salud gastrointestinal y contra el estreñimiento de los más chicos

El consumo de una pera mediana por día puede mejorar el tránsito intestinal, así como cumplir con casi el 25% del requerimiento diario de fibra en la dieta de adultos.

Por su contenido de fructosa y sorbitol, la pera puede ayudar a aflojar las heces y provocar un efecto laxante. Esos compuestos, combinados con la fibra y pectina, contribuyen a prevenir y tratar el estreñimiento.

Tal como remarca un artículo de la HerbalEGram (publicado en American Botanic Council) sobre los beneficios de la pera:

«El uso de peras para tratar el estreñimiento puede ser especialmente útil en niños que no están acostumbrados a tomar medicamentos o adultos mayores que a menudo toman varios medicamentos. Sin embargo, comer demasiadas peras cuando no está estreñido puede causar heces blandas o diarrea, especialmente en niños pequeños».

Para el control del peso

Las frutas suelen tener poca densidad energética e inducen la sensación de saciedad, sin aumentar el consumo de calorías.

La pera se ha estudiado por su potencial para favorecer la pérdida de peso. Comer peras con frecuencia se asocia con un menor peso corporal y con una reducción del 35% en el riesgo de volverse obeso.

Un ensayo clínico realizado en 49 mujeres de mediana edad con sobrepeso muestra que las participantes que consumieron peras o manzanas experimentaron una sustancial pérdida de peso, en comparación con las que comieron galletas de avena tras 10 semanas.

Potencial de la pera para la diabetes

Pese a su agradable sabor dulce, las peras tienen un índice glucémico de 38 (equiparable a las manzanas). Dado que es un valor menor a 55, se considera bajo.

Por ello, resulta un oportuno alimento para controlar el azúcar en la sangre, ya que las peras se digieren y absorben lentamente, casi sin impactos en los niveles de glucosa en la sangre.

En casos de diabetes tipo 2, la más común (generalmente en mayores de 40 años), puede colaborar el consumo diario de peras y manzanas.

Un estudio publicado en el British Medical Journal relacionó la ingesta de más de una manzana o pera al día con una reducción del 17% en el riesgo de sufrir diabetes tipo 2.

Los participantes que, además, tomaron tres dosis de jugo hecho de peras enteras y / o manzanas semanalmente también mostraron un riesgo 14% menor de desarrollar esta afección.

¿Pera para evitar la resaca?

Comer pera antes de una noche de bebidas espirituosas puede ayudar a bajar el nivel de alcohol en la sangre y evitar las jodidas resacas, de acuerdo a los prometedores resultados de un estudio publicado en 2015 por la Agencia Nacional de Ciencia Australiana (CSIRO).

La investigación demostró que el consumo de 220 ml de jugo de pera o de la fruta provoca un efecto de «desintoxicación» en la sangre, señaló la profesora y líder de la investigación, Manny Noake:

“Los componentes de la pera coreana actúan en las enzimas que están involucradas en el metabolismo del alcohol (el ADH y el ALDH) y aceleran este proceso, así como la eliminación y la inhibición de la absorción del alcohol”.

La fruta puede ayudar, entonces, a metabolizar las enzimas del alcohol, una labor muy compleja de procesar por el organimo cuando hay exceso de beberaje en sangre.

Cabe advertir que este benéfico efecto de la pera contra la resaca se observó en peras asiáticas, particularmente peras coreanas y sólo consumiéndolas antes de beber.

“No hay evidencia de que comiendo peras después de beber [alcohol] se reduzcan los efectos de la resaca. La mejor forma de no tener resaca es no tomar alcohol”, acotó la experta.

El centro científico adelantó en su momento que se pretendía realizar estudios con peras occidentales y otras variedades, para determinar si presentan cualidades contra la resaca similares a las peras asiáticas.

Cabe indicar, asimismo, que dicho estudio evaluó los resultados en participantes asiáticos con una variación genética conocida como ALDH2, asociada con una baja o ineficiente habilidad para metabolizar el alcohol, así como en personas sanas sin ese atributo genético.

Los participantes que no tenían dicha variación genética y bebieron jugo de pera antes de ingerir alcohol experimentaron un gran alivio en los síntomas de la resaca.

Sin embargo, el grupo con esa variante genética no experimentó un alivio de la resaca tras consumir jugo de pera.

El estudio australiano confirmó que es la arbutina el principal constituyente que estimula la actividad de la ADH y la ALDH, enzimas necesarias para desintoxicar el cuerpo y que se agotan tras tomar mucho alcohol.

La pera podría ayudar, según la investigación, a reducir la ocurrencia o la gravedad de las resacas. Pero deberían hacerse estudios más grandes y con otras etnias para comprobar estos hallazgos, apunta el mencionado articulo de HerbalEGram.

Recomendaciones básicas para aprovechar los beneficios de la pera

  • Comer la pera con cáscara
  • Almacenarlas en el refrigerador, pero lejos de los alimentos con olor fuerte, dado que tienden a absorberlos.
  • Lavar los productos en una solución de vinagre diluido (tres partes de agua en una parte de vinagre) para tratar de eliminar los residuos de pesticidas.
  • En casos de bebés, personas mayores, o pacientes con enfermedades crónicas, resulta clave la compra y el consumo de peras cultivadas orgánicamente.

Beneficios de la pera más allá de su uso medicinal

Además de proporcionar su sabrosa y bendita fruta, el peral se valora mucho como planta ornamental y también por su madera para la elaboración de instrumentos de viento o muebles.

A su vez, por su contenido de arbutina, en la cosmética se aprovecha la cáscara de la pera por sus propiedades de blanqueamiento de la piel.

Antiguamente, la medicina Ayurveda hacía uso de las peras para tratar males de la piel, como exfoliador natural de la cara y el cuerpo para disminuir la sequedad, tratar el acné o tonificar la piel.

Fuentes consultadas:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.