Remedios caseros para el ácido úrico

Imágen destacada

Además de cambiar la dieta, es posible acudir a algunos remedios caseros para el ácido úrico, haciendo diferentes preparados con alimentos como la cebolla y el ajo, o con hierbas como el abrojito y la ortiga…

Para contrarrestar los elevados niveles de ácido úrico se suele aconsejar una alimentación equilibrada, con bastante agua y pocos alimentos ricos en proteínas.

Por ejemplo, suspender el consumo de carnes rojas por un período largo, las frituras o hasta los fiambres.

Modificar la dieta por verduras frescas y frutas, incorporando en las comidas muchas zanahorias, apio o ajo crudo. Además, beber mucho líquido.

El exceso de ácido úrico puede ocasionar enfermedades como la gota, un tipo de artritis muy doloroso.

‘The Gout’ (La gota) – James Gillray – 14 de mayo de 1799.

4 Remedios caseros para el ácido úrico

Cebolla

En ensalada

  • Pelar y cortar en finas rodajas 1 cebolla mediana, combinar con otras verduras habituales y condimentar a gusto.
  • Comer todos los días.

Cocimiento de cebolla

  • Hervir media cebolla en 1 litro de agua durante 3 minutos.
  • Dejar en reposo por 5 minutos.
  • Colar y beber 1 taza, 3 veces al día.

Ajo

En ensalada

  • Picar el ajo y añadirlo a algunas hojas, por ejemplo de diente de león o radicheta.
  • Comer 1-3 dientes de ajo por día.

Según señala la web NDTV Food, el ajo sirve para curar la gota y colabora a eliminar el exceso de ácido úrico del organismo.

Abrojito (Xanthium spinosum)

Otro de los remedios caseros para el ácido úrico, que puede colaborar a bajarlo, es el abrojito o abrojo chico.

En infusión

  • Se usa la planta entera.
  • Colocar en 1 taza 2 cucharaditas de la hierba.
  • Añadir agua hirviendo y tapar.
  • Dejar reposar por 5 minutos.
  • Colar y beber 1 taza 3 veces por día.
  • Mujeres embarazadas tomar poca cantidad y no tomar quienes quieran quedar embarazadas.

Ortiga (Urtica urens)

En cocimiento

  • Hervir durante 3 minutos 2 cucharaditas de hierba y 2 tazas de agua para tomar 1 taza.
  • Apagar el fuego y dejar reposar por 5 minutos.
  • Colar.
  • Beber 1 taza 2 veces al día durante 5 semanas. Repetir el tratamiento 2 veces en el año.

En tintura

  • Colocar 200 gramos de ortiga seca (400 g si es ortiga fresca) en 1 frasco limpio.
  • Añadir 1 litro de alcohol de 70°.
  • Mezclar y tapar.
  • Agitar bien.
  • Dejar por 7-10 días en un lugar oscuro, agitando todos los días.
  • Colar la tintura.
  • Enjuagar con alcohol la hierba colada.
  • Añadir el líquido del enjuague en la preparación hasta completar 1 litro.
  • Filtrar y guardar en un sitio oscuro.
  • Etiquetar con el nombre del preparado y fecha de elaboración.
  • Beber 40 gotas de tintura de ortiga, diluida en 1 vaso de agua, 3 veces al día. No tomar menores de 2 años ni alcohólicos en rehabilitación.

Fuente consultada:

  • ‘Sanarnos con Plantas’ – Ingrid Kossman y Carlos A. Vicente