Malvavisco – Propiedades medicinales, historia de los dulces ‘masmelos’ y más

1
192
malvavisco

El malvavisco es el nombre popular de diferentes hierbas y también de una golosina esponjosa y muy suave famosa en el mundo anglosajón, aunque sus usos medicinales e incluso su preparación como dulce datan desde tiempos ancestrales…

¿Qué es el malvavisco?

El malvavisco, conocido como «marshmallow» en inglés, es el nombre popular de distintas especies de la familia Malvaceae, la cual comprende a las malvas, hibiscos, la planta del algodón, entre otras miles de hierbas.

Althaea officinalis – Malvavisco común

Además, con ese mismo nombre se documentan otras variedades de plantas que pertenecen a otras familias botánicas.

También se llaman así unas golosinas, que en Estados Unidos se comen asadas, como saborizante de helados o hasta en cereales.

Tradicionalmente, el dulce utilizaba un extracto de la raíz mucilaginosa de Althaea officinalis, planta conocida como malvavisco.

Pero hoy el dulce no contiene ningún componente de la planta.

Malvavisco planta – Malvaviscos del reino vegetal

Nombre científico: Althaea officinalis

Arbusto originario de Europa y Asia occidental, naturalizado en América del Norte, con flores acampanadas de cinco pétalos color blancas o tenuemente rosadas y hojas que parecen como con polvo, debido a los pelitos blancos que la recubren.

Las hojas y raíces secas se comercializan en varios puntos del mundo, cosechadas sobre todo de Bélgica, Croacia, Bulgaria, Hungría, Rusia y Serbia.

(C)Guy Ackermans 2005

Malvavisco Propiedades medicinales y Usos

La medicina tradicional de Europa ha usado esta planta por miles de años, extendiendo sus usos y consideraciones terapeúticas desde Grecia a la medicina árabe y la medicina tradicinal india (ayurvédicas y unani), aunque también se ha utilizado en la medicina popular de América.

En especial, para el tratamiento de males bronquiales.

Althaea proviene del griego «altho», término que significa cura. Malvaceae, la familia de este malvavisco, deriva del griego «malake», esto es: suave.

Foto: gailhampshire

Si algo destaca de esta planta es, precisamente, su efecto suavizante sobre las vías respiratorias.

Usos más habituales del malvavisco

  • Contra la tos
  • Bronquitis
  • Irritación de garganta
  • Irritación gastrointestinal

Componentes

Su principal principio activo es el mucílago, un tipo de fibra que, entre otras propiedades medicinales, se estima por su efecto emoliente -que relaja/ablanda una inflamación- y demulcente -efecto protector, tal como el rol de las mucosidades en las membranas mucosas-.

De ahí su uso extendido en distintas latitudes y tiempos, gracias a su capacidad para suavizar y desinflamar las mucosas, calmar la irritación de garganta, como remedio contra la tos seca o para el tratamiento de irritaciones del sistema digestivo.

Entre otros componentes contenidos en la planta:

  • Mucílagos
  • Asparagina
  • Ácidos grasos
  • Almidón
  • Sacarosa
  • Glucósidos
  • Arabinogalactan
  • Queretina
  • Taninos

India

En la Farmacopea Ayurvédica de India se menciona el uso de las raíces y / o semillas para el tratamiento de la tos y la bronquitis, problemas de la garganta, la secreción nasal, entre otras aplicaciones curativas.

«Gojihvadi Kvath», un preparado ayurvédico con semilla y raíz de malvavisco, se usa para la tos.

La medicina tradicional Unani, por su parte, indica su utilización para la bronquitis, neumonía o los cálculos renales.

«Lauq-e-Sapistan», una formulación medicinal unani con semillas de malvavisco en polvo, semilla de melón, miel, fruta de azufaito y fruta de membrillo, entre otras hierbas, se emplea para el tratamiento de la tos seca, el catarro crónico y la bronquitis crónica.

Arabia

Los antiguos médicos árabes hacían cataplasmas con las hojas de malvavisco para bajar la inflamación.

Colombia

La medicina popular de Medellín atribuye a los malvaviscos del género Athaea propiedades beneficiosas para sanar la tos, usándose como anticatarral, emoliente, contra la gastritis y las erupciones de la piel.

Francia

A mediados del siglo XVII, los farmacéuticos de Francia recomendaban el «Paté de Guimauve«, un merengue a base de extracto de raíz de malvaviscos, huevo y azúcar para aliviar las molestias en el pecho.

De manos, justamente, francesas nacieron los modernos dulces conocidos como malvaviscos.

Alemania

La Comisión Alemana E aprobó en 1989 la hoja y la raíz de malvavisco para la irritación de la mucosa oral y de la garganta, así como de la tos seca e irritada asociada. A su vez, la raíz está aprobada para combatir la inflamación leve de la mucosa gástrica.

Las flores acampanadas del malvavisco – Foto: Melanie Shaw

Inglaterra

British Herbal Compendium reportó sus efectos demulcentes a nivel interno y una acción emoliente y vulneraria en uso externo.

Europa

La monografía sobre el malvavisco elaborada por la Unión Europea recoge sus usos tradicionales para el «tratamiento de irritación oral o faríngea y tos seca asociada», así como en casos de «molestias gastrointestinales leves».

No recomienda su uso en niños, debido a la falta de datos clínicos.

Por su parte, la ESCOP (Cooperativa Científica Europea sobre Fitoterapia) indica el jarabe o macerado para la tos seca, la irritación de la boca, garganta o gastrointestinal.

Según la Organización Mundial de la Salud, los usos y propiedades medicinales de la raíz de malvavisco no presentan respaldo de estudios clínicos.

Otras especies de malvaviscos

Malvaviscus arboreus

Arbusto nativo de países sudamericanos, centroamericanos y norteamericanos, distribuido en Perú, Chile, Estados Unidos y México.

También ha sido usado por la medicina popular para tratar problemas de las vías respiratorias (bronquitis, gripe, resfriados, faringitis, etc.), como sedante de las gastroenteritis (gastritis, úlcera gastroduodenal, diarrea, estreñimiento), entre otros usos terapeúticos.

Sphaeralcea bonariensis

Especie de arbusto originaria de América del Sur, que crece en áreas de Argentina, Uruguay,​ Bolivia y Paraguay, perteneciente a la familia Malvaceae.

Foto: Hernán Tolosa – Flora Bonaerense

Sus flores son rosado o salmón y sus hojas se usan en té para limpiar los pezones de las madres que amamantan, pudiendo colaborar en la curación y prevención de las grietas dolorosas.

Sida spinosa – Sida rhombifolia

Otras especies de la familia Malvaceae, originarias de zonas tropicales y subtropicales, conocida en algunos lugares como malvaviscos.

Ambas tienen flores amarillas y son ricas en mucílago, utilizándose como descongestionantes de las mucosas, como expectorante y como laxante.

A Sida rhombifolia también se la llama falso malvavisco, afata o malva de escoba.

Historia y orígenes de los malvaviscos como golosina

A menudo aparecen en series, películas y muchísimos dibujitos animados. Por lo general, se los asocia al consumidor yanqui, pero en rigor, el actual dulce esponjoso no contiene malvavisco, ni proviene de EE.UU.

En el año 2000 a.C. los egipcios ya preparaban un caramelo de raíz de malvavisco y miel, destinado para los dioses y la realeza.

Los orígenes de los malvaviscos como golosina se remontan a mediados del siglo XIX en Francia.

«Pate de Guimauve»

En la 13ª edición del libro ‘Skuse’s Complete Confectioner’ (1957), una guia para la preparación de diversos tipos de confitería, se señala:

«Los malvaviscos o Guimauves son una forma de caramelo por el cual el pastelero está en deuda con el farmacéutico. El Pate de Guimauve original era un remedio pectoral. Fue hecho, como su nombre lo indica, a partir de una decocción de raíz de malvavisco, con goma para unir los ingredientes, clara de huevo batida para dar ligereza y para actuar como un agente de secado, mientras que el azúcar se incorporó para hacer que todo fuera agradable al paladar. El malvavisco nos ha llegado básicamente sin cambios, excepto que ya no contiene extracto de malvavisco. La mayoría de los malvaviscos son hechos con albúmina de huevo y gelatina, algunos están hechos con uno y ninguno del otro … «

¿De cuándo son los primeros malvaviscos franceses?

Al principio, los malvaviscos se elaboraban con la savia roja de Althaea officinalis, claras de huevo, jarabe de maíz y agua.

Los modernos malvaviscos, también llamados masmelos

Los primeros malvaviscos se elaboraron en Francia alrededor de 1850, pero luego fueron fabricados por pasteleros, popularizando su consumo hacia 1900, cuando se vendían en latas.

Se volvió un producto masivo desde fines del siglo XIX, cuando comenzaron los primeros asados de malvavisco, aunque ya no contenían el extracto de la planta malvavisco.

Desde mediados de 1950′, la compañía estadounidense de malvaviscos Doumak patentó un nuevo método de fabricación, que permitió acelerar su producción. En 1 hora estaban prontos.

Populares fabricantes de malvaviscos en EE.UU.

Foto: Wesley Fryer
  • Doumak
  • Kraft
  • Kidded & Company.
  • Campfire

A partir del siglo XX, los malvaviscos eran un famoso dulce infantil, aunque pronto pasó a colarse como un ingrediente básico de pasteles, postres, gelatinas y hasta ensaladas.

Dessert Sweet Caramel Food Cheesecake Marshmallow

Estudios científicos modernos sobre la planta malvavisco

A continuación, se mencionan algunos estudios que sugieren el potencial terapéutico de Althaea officinalis.

Una investigación farmacológica en gatos destacó la eficacia de un extracto de polisacárido mucílago de flores de malvavisco por su acción antitusiva, es decir para combatir la tos, sin observarse una acción negativa en la expectoración ni otros efectos adversos.

Un ensayo abierto -estudios en que investigadores y participantes conocen el tratamiento administrado- utilizó un jarabe combinado de hierbas en más de 60 pacientes con tos irritante.

Dicho preparado contenía raíz de malvavisco, hojas de tomillo, extractos de hoja de hiedra inglesa (Hedera helix), anís y otras. Se constató un alivio de la tos, la bronquitis y los mocos originados por afecciones respiratorias.

Entre otras investigaciones, un estudio doble ciego controlado con 60 pacientes diagnosticados de faringitis aguda empleó la administración de placebo y un tratamiento con Throat Coat®, un té con raíz de malvaviscos, raíz de regaliz, corteza de cerezo silvestre, entre otras hierbas.

En comparación, el té evidenció un efecto calmante rápido y temporal del dolor de garganta.

MalvaviscoContraindicaciones y Cautelas

Dada la falta de evidencia científica sólida, se aconseja, como siempre, la consulta previa con su médico.

Se sugiere especial cuidado y un asesoramiento ineludible en casos de empleo en:

  • Niños
  • Diabéticos
  • Si se están tomando medicamentos, su efecto puede retrasarse. Como medida preventiva, no ingerir productos a base de malvaviscos de media a una hora antes de ingerir otros medicamentos.

¿Cómo hacer malvaviscos caseros con raíz de malvavisco?

La web Foodcrumbles sugiere la siguiente receta de malvaviscos con raíz de malvavisco, en vez de usar gelatina.

Lleva 10 minutos de preparación y 30 minutos de cocción.

Ingredientes

  • 75 ml de agua
  • 125 g de azúcar
  • 75 g de jarabe de glucosa (o jarabe de maíz)
  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharada de polvo de raíz de malvavisco
  • Maicena + azúcar glas

Preparación

  • Hervir el agua, el azúcar y la glucosa en una sartén a 121 C.
  • Cuando esté por alcanzar esa temperatura, batir la clara de huevo.
  • Seguir batiendo mientras se agrega el jarabe de azúcar hirviendo.
  • Batir rápidamente hasta que el tazón se haya enfriado.
  • Mezclar el polvo de raíz de malvavisco con 1 cucharada de agua.
  • Una vez que la mezcla en el tazón se encuentra fría, agregar la pasta.
  • Batir hasta que todo quede integrado.
  • Vertir sobre una hoja de papel de hornear.
  • Cubir con almidón de maíz (o una combinación de almidón de maíz y azúcar glas).
  • Dejar reposar por un par de horas.

Si sabes inglés, en este enlace puedes encontrar viejas recetas de malvaviscos caseros.

Fuentes:

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.