Propiedades del tomillo, el condimento medicinal

0
1612

¿Cuáles son los principales usos y propiedades del tomillo? Además de su empleo como ingrediente culinario, ¿para qué más sirve?

Esta planta aromática se usa como un condimento especial en las cocinas de casi todo el globo. Pero al mismo tiempo, se trata de una preciada hierba medicinal, que puede ayudar a:

  • reforzar el sistema respiratorio
  • aplacar los dolores de garganta, la tos, problemas en nariz, oídos y pecho
  • en casos de artritis y reuma

¿Qué es el tomillo?

Nombre científico: Thymus vulgaris

El tomillo es un arbusto intensamente aromático, muy habitual en campos del sur de Europa. Se trata de una planta de amplio uso culinario, siendo uno de los ingredientes esenciales de la cocina mediterránea.

Se reconoce por sus pequeñas hojitas verdes, blanquecinas en su envés por estar recubiertas de varios pelitos blancos. Sus flores son chicas y crecen en racimos, en color blanco, lila o violáceo.

Propiedades del tomillo

Según la medicina tradicional, algunas de las principales propiedades del tomillo refieren a su acción como:

  • antibacteriana
  • expectorante
  • antioxidante
  • tónico
  • relajante

Para la tos y males en bronquios

Se considera un muy buen remedio casero para calmar diferentes tipos de tos y problemas de las vías respiratorias, incluyendo el asma o la respiración entrecortada.

El tomillo puede colaborar a desinfectar el sistema respiratorio y favorecer la expulsión de flemas.

Problemas en nariz, oídos y garganta

Con o sin miel, el té de tomillo puede servir para el alivio de males en esas áreas, ayudando a reducir la congestión nasal, catarros, resfriados o dolor de garganta.

En estos casos, se puede utilizar el té de tomillo como gargarismo y luego tomarlo.

Otros usos y propiedades del tomillo

El té de tomillo también sirve como tónico general, así como para calmar los gases, calambres abdominales e indigestión.

Además, se emplea en caso de reuma o artritis, preparando un baño con el té.

Precaución

No beber grandes cantidades durante períodos prolongados.

¿Cómo preparar una infusión de tomillo?

  • Colocar 1 cucharadita de material seco o fresco de tomillo en una tetera.
  • Calentar 1 taza de agua.
  • Agregarla a la hierba una vez comience a hervir.
  • Remover, tapar y dejar reposar por 10 minutos.
  • Colar la infusión.
  • Si se quiere, agregar miel y tomar.

Dosis:

El británico Andrew Chevallier recomienda 2-4 gramos al día o máx. 30 g a la semana si se trata del material seco de la hierba. Si es fresco, se puede usar 1.5-2 veces la cantidad de material seco.

Por su parte, el médico alemán Carlos Kozel recomienda la infusión de 10 gramos en un litro de agua, 3-4 tazas al día, considerando el uso de tomillo como un tratamiento muy calmante, curativo y fortificante.

¿Cómo se prepara una decocción de tomillo?

  • Colocar un puñadito de material seco o fresco en una cucharita y volcarla en una cacerola (NO de aluminio).
  • Agregar 1 taza y media de agua y hervir a fuego lento por 20 minutos.
  • Retirar del fuego y escurrirlo en otro recipiente, por ejemplo una taza.
  • Agregar miel y beber.

En uso externo, Kozel indica el tomillo en cataplasmas o baños (enteros, de asiento, de vapor) contra:

  • neuralgias
  • dolores reumáticos
  • temblor de los miembros
  • parálisis
  • dislocaciones,
  • caídas, golpes
  • reumatismo
  • gota
  • afecciones de la piel, herpes y granos.

En uso tópico, es decir a nivel externo, se usa generalmente la decocción, ya sea para aplicarla en compresas sobre el área dolorida, o bajo la forma de baños o lavados.

Kozel sugiere «bañar diariamente los niños pequeños con el cocimiento de esta planta».

Te puede interesar:

Fuentes consultadas:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.