Beneficios del boldo, planta chilena para los males del estómago

1
2190

Los beneficios del boldo de mayor reputación popular refieren a sus virtudes naturales para el tratamiento de trastornos digestivos y hepáticos. Un té de sus hojas puede ayudar para aliviar los malestares estomacales o del hígado…

El boldo – de nombre científico Peumus boldus– es un árbol originario de Chile, que crece principalmente en el centro y sur chileno, aunque de amplio uso en América Latina.

Si bien los árboles maduros de boldo alcanzan un tamaño de entre 6-12 metros de altura, algunos ejemplares llegan hasta los 20. Pero una vez cortado su tronco, el boldo crece como arbusto.

Precisamente por este atributo natural, se cree que su nombre «boldo» proviene de los términos mapuches ‘welttin’ – «brotar de nuevo»- o ‘volitun’ -poner nuevas raíces-.

Además de su uso popular, el boldo ha sido descripto en farmacopeas de Brasil, Chile, Alemania, Francia, Portugal, España, etc.

Algunos de los más conocidos beneficios del boldo

Para apreciar los beneficios del boldo, la parte que se utiliza son sus hojas -caracterizadas por su singular aroma, color verde oscuro en su cara superior y verde claro en su interior-, donde se concentran sus principios activos, es decir sus íntimos componentes provechosos para la salud.

La medicina tradicional ha empleado preparaciones de boldo para tratar varios tipos de afecciones, especialmente trastornos digestivos y hepatobiliares*.

*El sistema hepatobiliar está conformado por el hígado, la vesícula biliar y los conductos biliares.

De acuerdo con una publicación del Ministerio de Agricultura chileno, tradicionalmente el uso interno del boldo sirve para:

  • molestias gastrointestinales
  • digestiones difíciles de tipo crónico (dispepsias)
  • como laxante suave
  • como protector hepático
  • sedante nervioso
  • como anti-inflamatorio

Su uso externo puede ayudar en el alivio de:

  • dolores reumáticos
  • dolores neurálgicos

Además, la propia infusión puede ser utilizada en baños y cataplasmas.

¿Cómo preparar una infusión y decocción de boldo?

Infusión: colocar 1-2 g de hoja de boldo por taza en un recipiente, agregar agua previamente hervida (a una temperatura de 85-90° C para evitar la destrucción de sus principios activos). Luego, tapar por 10 minutos y colar.

Tomar 1 taza (200 cc) antes de cada comida.

Decocción: colocar las hojas en un recipiente, agregar agua fría y llevar a hervor durante 5 a 10 minutos. Recordar: no deben recalentarse los cocimientos/decocciones.

Si bien es bien tolerado, dosis muy elevadas pueden ocasionar vómitos, convulsiones o alucionaciones cromáticas y auditivas.

Según la ESCOP (European Scientific Cooperative on Phytotherapy), no beber más de 5 g de boldo por día.

¿Cuándo NO consumir boldo?

Tal como se sugiere con prácticamente todas las plantas medicinales, no se recomienda su uso durante el embarazo y la lactancia, ni en niños menores de 10 años.

Tampoco en casos de obstrucción de la vía biliar (ictericia).

No utilizar por periodos prolongados de tiempo, ni preparar infusiones demasiado concentradas.

En pacientes con cálculos renales, sólo tomar infusión de boldo bajo supervisión médica.

El boldo, la hierba medicinal de los campos chilenos

En Chile el boldo se utiliza desde hace mucho tiempo en la medicina de los campos, atribuyéndosele a la planta diversas virtudes curativas.

Corina Corvera Dudley, en una memoria de 18 páginas titulada ‘El Boldo y su valor terapéutico’ – editada por la Universidad de Chile en 1923-, apunta:

«A la infusión azucarada de las hojas tomadas después de las comidas en lugar de té o café, se le atribuía la virtud de evitar las indigestiones, discipar los gases y reconfortar los nervios y el estómago.»

Allí la autora señala que gracias a «sus propiedades balsámicas», la infusión de boldo «obra como un excitante enérgico de las funciones orgánicas, sobre todo de la digestión, hecho comprobado ulteriormente».

Citando al Dr. Adolfo Murillo – quien en 1871 dio una conferencia pública en la «Sociedad Médica» de Francia sobre los beneficios del boldo, con observaciones clínicas acerca de variados tipos de preparados-, la autora escribe:

«El doctor Murillo recomienda, especialmente, entre los preparados de boldo, la infusión y el extracto alcohólico; por sus propiedades balsámicas, las aconseja en casos de accesos hepáticos de alguna duración y advierte que en estos casos se administra el boldo a título de medicamento excitante que calma el dolor, debido a fenómenos de reacción en el hígado, restableciendo la función gastrohepática. Asimismo, dice haber visto en varias ocasiones, calmar los dolores agudos de ciertas dispepsias con la administración del boldo en infusión, extracto o tintura…»

Dosis recomendada por dicha autora

  • Infusión de las hojas secas o frescas al cuatro por ciento y a la dosis de 100 gramos de agua hirviendo.
  • Dejar en infusión durante algunos minutos.
  • Efecto: «produce un ligero calor al estómago, excita el apetito y facilita la digestión, en esta proporción puede considerársele por consiguiente, como un estimulante del apetito carminativo* y estomáquico**, empleándose con verdadero éxito en las dispepsias (ausencia de apetito, mala digestión)».

*- que favorece la expulsión de los gases / **estomágo

Las hojas son más eficaces que los saquitos de boldo

Un artículo publicado en la revista científica argentina DIAETA concluye que el boldo en saquito posee menores concentraciones de principios activos, «en comparación con las hojas de boldo».

OJO con el exceso

Los excesos son peligrosos, así sea con un yuyito aparentemente inofensivo y curador. Además de sustancias y componentes benéficos, las plantas también contienen otros elementos que pueden suponer un riesgo para nuestra salud.

Hace ya casi 10 años, una científica uruguaya alertó sobre el consumo del boldo, por la toxicidad de ciertas sustancias que posee.

En comunicación con el periodista Leonardo Haberkorn, Irene Litvanue -científica que ha realizado investigaciones en EE.UU. sobre cómo mitigar los males del Alzheimer o el Parkinson- señaló:

«No conozco experimentos con boldo y toxicidad y no se ha asociado que yo sepa a ninguna enfermedad neurológica. Por otro lado, un reporte de la European Food Safety authority del 2009 (pagina 73) pone al boldo como potencialmente tóxico pues contiene uno compuesto, tetrahidroisoquinolona, que está en la fruta tropical de Guadalupe y en otros estudios se demostró que es también tóxica para las neuronas y en modelos animales también produce parkinsonismo. Si bien el té de boldo podría ser potencialmente tóxico para las neuronas, lo que no se sabe es cuánta cantidad de compuestos potencialmente tóxicos hay en un te de boldo y cuantos años uno tendria que tomarlo para que sea tóxico.  Debe de llevar años para que un té que normalmente tiene pocas cantidades de una fruta sea tóxico, pero por prudencia no tomaria boldo…»

Al igual que la cola de caballo y muchas otras plantas, el boldo no debe tomarse por períodos prolongados de tiempo, dada la presencia de ciertos componentes tóxicos.

En su artículo, publicado en la revista Placeres y algunos fragmentos en su blog El Informante, Haberkorn cita también a la doctora uruguaya Salomé Fernández, integrante del CIAT -Departamento de Toxicología-, quien en términos muy claros explica:

“…aunque son pocas las especies vegetales cuya toxicidad intrínseca es elevada, la administración reiterada de dosis elevadas de una planta aparentemente inocua puede ser nociva”.

Fuentes consultadas:

Contenido de boldina en tisanas y sus implicancias en salud – artículo publicado en DIAETA

Boldo and boldine: An emerging case of natural drug development

‘Hierbas Medicinales’ – publicación del Ministerio de Agricultura de Chile

‘El Boldo y su valor terapéutico’ – Memoria de Corina Corvera Dudley para obtener el titulo de Farmacéutico en la Universidad de Chile 

Boldo: la hierba buena que hace mal – El Informante

Te puede interesar:

Beneficios del diente de león, yuyo también conocido como el panadero

Beneficios del mburucuyá, otro calmante natural de los nervios

Beneficios del aloe vera, el aliado natural para el cuidado de la piel

Beneficios de la pitanga, la infusión perfecta para después de la comida

¿Beneficios del mate en la salud? Sí y validados por la ciencia

Beneficios del tilo, el sedante natural para aplacar la ansiedad y los nervios

Beneficios de la marcela, calmante natural de problemas digestivos

Beneficios de la cola de caballo, contraindicaciones y otros usos

Antiinflamatorio natural, uno de los beneficios de la uña de gato

Los beneficios del toronjil y el agua de melisa

5 beneficios del romero según la ciencia

Beneficios de la carqueja, el digestivo por excelencia

Usos y beneficios de la valeriana, la hierba para conciliar el sueño

Usos y beneficios del achiote


 

Sirviendo hoy como terapias alternativas o complementarias a las tradicionales, las plantas medicinales han sido utilizadas por el ser humano desde tiempos ancestrales, a lo largo de diferentes regiones del mundo.

Gracias a sus naturales e íntimas propiedades terapéuticas, cada una presenta su propio contenido de principios bioactivos benéficos para el tratamiento de ciertas dolencias, enfermedades o problemas de salud.

Pese a sus probadas bondades y a la variedad de estudios científicos que validan sus beneficios, Dr Yuyo insiste en que las plantas medicinales no deben sustituir arbitrariamente los medicamentos tradicionales, siendo conveniente informarse de raíz y a fondo acerca de los modos de ingesta y dosificación, sus contraindicaciones posibles, su interacción con ciertos fármacos, entre otros riesgos asociados.

Luego…

¡Disfrute de su té, aceite esencial o inhalación de los yuyos que lo curen…!

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.